-Un caso de desnudo

Federico Barra
Hipnoterapeuta
Haydee
Hipnoterapeuta

Hola

espero que estes muy bien,
me gustaría contarte sobre un caso que tuve:

en una ocación, llego a mi consultorio un chico universitario, llegó buscando ayuda porque le estaba costando mucho trabajo asistir a la universidad por el siguiente problema:
me contó que cada día, al llegar a la universidad y tener que pasar por el pasillo de entrada se sentía muy incomodo, al grado de tener que cerrar los ojos o correr hasta colocarse en algún sitio donde no hubieran personas de su misma edad ya que con ellos se disparaban las emociones.
Se sentía mirado, pero sobre todo se sentía como “desnudo”, era como caminar sin ropa por la universidad y una serie de emociones de bochorno, miedo y angustia lo invadían, sentía una fuerte sensación de frio que recorría todo su cuerpo.
Esto lo había padecido por años pero ya estaba por acabar su carrera y sabía que tenía que cambiar esa situación si quería ser un profesionista exitoso.

Después de varios ejercicios de hipnosis en los que se le fueron dando herramientas para tener dominio de sus emociones decidimos indagar el origen de todo eso.
Hicimos una tarapia de regresión a su infancia en donde encontró que un día cuando tenía apenas dos o tres años de edad, su mamá lo bañaba en una habitacíon él estaba tranquilo cantando, cuando de repente se abrío de golpe la puerta de la habitación espantándolo; era la vecina que entraba sin aviso y acercandose a platicar con su mamá
no dejaba de observarlo; todo esto sucedía mientras una fuerte ráfaga de aire frío se colaba por la puerta hasta donde él estaba desnudo sin poder hacer nada para cambiar la situación.

Este chico consiguió modificar esa respuesta inconsciente que lo aquejaba por años y lo logró en un par de sesiones de hipnoterapia al conocer exactamente de donde venía ese cúmulo de emociones.

Si  quieres saber como ayudar a las personas con hipnosis:

visitanos en www.hipnotica.mx
correo: atencion@hipnotica.mx
tel: +52 01 (55)40042460
México D.F.

recibe un cordial saludo
HTC Federico Barra